Hay días que si, y hay días que no...