Donde pongo el ojo, pongo la cámara...