Joaquín Sabina y María Dolores Pradera. La flor de la canela